PTI Berries Biobío Centro comienza a concretar Asociación Gremial “Aproberries Biobío”

En el Liceo Agrícola El Huertón, en la ciudad de Los Ángeles, miembros del PTI Berries Biobío Centro, programa cofinanciado por CORFO y administrado por CODESSER, sostuvieron una reunión a fin de buscar el apoyo necesario que permitiera conformar una asociación gremial que albergue a productores de berries en Biobío.

El objetivo era “explicarles en qué consistía esta iniciativa, conocer cuáles son los beneficios que podía traer para los diferentes productores y la industria en general y, además, buscar el apoyo de estos productores para lograr la asociatividad, que es algo fundamental para mejorar el sector, buscar mayores beneficios y competir de mejor manera en el mercado”, relató el gestor cultural del PTI Berries Biobío Centro, Carlos Muñoz.

Tras tener todos los antecedentes sobre lo que significa la creación de una agrupación que los albergue, los cerca de 20 productores presentes apoyaron la iniciativa de participar en ella, “lo que es muy gratificante para mí como gestor y también para el programa”, relató Muñoz.

De igual forma, recordó que se requiere un mínimo de 25 miembros para la creación de una asociación gremial pero que ya existen conversaciones con otros productores que también están interesados en participar, por lo que la cantidad de integrantes para su conformación estaría cubierto.

Entre los próximos pasos a seguir está consolidar la firma ante notario para, luego, fijar los estatutos para que sean aprobados por todos los integrantes de esta asociación gremial. En este contexto, el gestor cultural del PTI Berries Biobío relató que uno de los objetivos del programa era buscar la asociatividad entre los productores; “mediante reuniones con el comité ejecutivo y otros integrantes del programa, se pudo identificar que la alternativa que ellos veían más viable para conseguirla era mediante esta asociación gremial”, relató Muñoz.

El presidente de Socabío y representante de esta agrupación dentro del PTI, José Miguel Stegmeier, fue el encargado de traspasar su experiencia en cuanto a los beneficios que conlleva formar una agrupación de este tipo.

Tras el término de la reunión, Stegmeier manifestó su alegría tras concretarse la idea de conformar un gremio; “la verdad es que hoy, el gremialismo moderno está conformándose en base a gremios por rubro; es decir, que cada uno tenga su representante gremial para que puedan defender sus intereses”.

En ese contexto, al conformar una asociación gremial los productores pueden llevar los intereses del rubro a gremios nacionales o locales; “es un muy buen paso el que están dando los productores de frambuesas y arándanos, ya que esto significará que van a tener una mirada conjunta respecto a la problemática que pueda tener el sector y abordarla con autoridades, o quien corresponda, de manera conjunta”, expresó el presidente de Socabío.

Si bien, no existe un beneficio económico directo entre quienes forman parte de una asociación gremial, sí existe uno desde el punto de vista de cómo se dan las condiciones o el entorno general respecto de un producto particular.

“Cuando uno tiene un gremio, también puede llevar planteamientos que son coherentes con las necesidades de todo el grupo y, al mismo tiempo, tratar de lograr que el rubro que se está representando tenga una mirada mucho más importante de las comunidades locales, de los municipios o de las autoridades regionales y nacionales y, en conjunto, interactuar para participar en inversiones tecnológicas, hacer seminario, lograr que en ese ámbito tengamos un aporte importante de la gente técnica que puede llegar a un grupo más grande de productores, no solamente a una empresa en particular”, finalizó Stegmeier.