Miembros del PTI conocen resultados de estudio que reveló cuáles son los factores que aseguran el éxito en la calidad de la fruta

En el auditorio de AIEP sede Los Ángeles, integrantes del PTI Berries Biobío Centro, iniciativa cofinanciada por CORFO y administrada por CODESSER, conocieron los resultados de un estudio que reveló cuáles son los factores que aseguran el éxito en la calidad de la fruta.

El gestor del PTI Berries Biobío Centro, Carlos Muñoz, relató que estas capacitaciones son claves para los miembros del programa ya que “entregan información que permite mejorar los procesos productivos y, finalmente, tener una mejor fruta. Hay cosas que, muchas veces, son teóricas pero que el productor, quizás, no las toma tanto en cuenta, no le dan tanta importancia y en estas charlas podemos ver que son bastante importantes para generar estos procesos productivos”.

De igual forma, agregó que uno de los objetivos del PTI es potenciar la industria de los berries y a los productores, puesto que son ellos los que generan la fruta que se va a comercializar.

Fue el gerente de Proyectos de la Consultora Hilarión de Chillán, Rodrigo Aparicio, el encargado de entregar los resultados de este estudio a los asistentes.

Al respecto, explicó que trabajaron con 20 productores, los que fueron diferenciados en pequeños, medianos y grandes. Con los datos recopilados “tuvimos que sistematizar la información y poner especial cuidado en algunos detalles. Por lo mismo, para nosotros fue una gran experiencia”, relató Aparicio.

Asimismo, agregó que este grupo representa al 20% de la producción de la región por lo que resulta ser muy relevante para las decisiones que se puedan tomar.

Durante el proceso de trabajo, sostuvo Aparicio, se reunieron en varias ocasiones con representantes del PTI a fin de “medir los factores críticos para la determinación de calidad para la cosecha de la fruta de arándanos. Nosotros analizamos toda la cadena, identificamos los factores y, en conjunto con los directivos del PTI, se determinó profundizar en algunos eslabones de esta cadena”.

De igual forma, el profesional expresó que lo que determinó el estudio fue el desarrollo más especializado e individual de lo que requiere cada productor; a ello, agregó que es importante que los productores conozcan su realidad y sean capaces de definir cuáles son los factores que están incidiendo para cosechar la mejor fruta.

“Dentro de los factores que aseguran el éxito en la calidad de la fruta está la cosecha, la post cosecha, el tiempo que demora la fruta en llegar a ser procesada para su destino final y los procesos antes de la cosecha, como la nutrición, el riego y la poda. Todo este tipo de cosas también inciden en la cadena y en la calidad de la fruta”, relató Aparicio.

La jornada contó, además, con la exposición del encargado de Inocuidad Alimentaria en Driscoll’s Chile, Nelson Troncoso, quien realizó una charla sobre el manejo de la post cosecha pero enfocada a la importancia del manejo técnico en la fruta.

“Lo que queríamos era entregar información para que el productor entienda que los tiempos, con respecto a la temperatura en el nivel de flujo a los cuales entregan a los packing o los futuros procesos siguientes, deben ser óptimos con respecto al tiempo y la temperatura que eso significa porque son la consecuencia directa a la calidad del fruto que llega al consumidor final”, relató Troncoso.

De igual forma, añadió que una temperatura óptima sería de cero grados a fin de poder disminuir la capacidad respiratoria del fruto y los niveles de etileno a niveles casi nulo ya que, luego de la cosecha, éste sigue madurando por lo que es necesario limitar ese proceso.

Asimismo, agregó que si no existe un manejo directo de la temperatura de cosecha y del proceso completo hasta que llega a destino, la fruta presentará problemas como deshidratación, pérdida de firmeza y de sus características, como sus compuestos aromáticos y de sabor.

Por su parte, el coordinador Comercial de Cosmocel Chile, Carlos Pinto, fue el encargado de exponer sobre la importancia de la nutrición integral en el proceso, que no sólo abarque colocar fertilizante de una manera programática.

La presentación estuvo enfocada en “hablar un poco sobre el tema de calidad de frutas en los productos de berries. Para nosotros, la calidad tiene que ver mucho con la relación de dos elementos dentro de la planta, que son el calcio y nitrógeno. En eso nos basamos para decir que es importante colocar una fuente que sea asimilable por la planta y me refiero a una fuente de calcio asimilable por la planta y manejar, de manera adecuada, el nitrógeno”.

De igual forma, agregó que consideran que la nutrición es la base de todo proceso ya que una planta mejor nutrida será más resistente a las plagas y enfermedades y obtendrá muy buenos rendimientos productivos. “Si la nutrición de una planta es equilibrada, un productor tendrá una muy buena calidad de la fruta”.

Ginette Piffaut pertenece a la Sociedad Agrícola Ganadera Los Quiyayes, se dedica al rubro de los arándanos, frambuesa, cerezos y manzanos y es miembro del PTI Berries Biobío.

Sobre la capacitación, Piffaut consideró que este tipo de encuentros son muy valiosos ya que permiten intercambios de opiniones entre los participantes y los expositores, quienes “hacen todo su esfuerzo por transmitirnos su experiencia y conocimiento y, nosotros, estamos para eso: para aprovechar lo máximo y ver qué tan aplicable es en la realidad de cada uno de los productores que participamos porque habemos productores de todos los tamaños”.

A ello, agregó que les sirve para aspirar a mejorar; de hecho, “el PTI ya nos ha hecho crecer, viajar, ver otras realidades; creo que es una herramienta muy valiosa y más hoy que el negocio se está haciendo cada vez más estrecho, que nos exige ser más eficientes, mejorar la productividad y eso es sumamente importante en estas instancias”, finalizó la productora.